EPI


Normas generales de uso:

  • Disponer de las instrucciones del fabricante y seguir dichas instrucciones.

  • Utilizar los EPI únicamente para los usos que se indica.

  • No compartir los EPIS además de utilizar y cuidarlos adecuadamente.

  • Informar al responsable de cualquier defecto.

  • No reutilizar las partes desechables (mascarilla, guantes y traje) y desinfectar correctamente las reutilizable (gafas o pantalla de protección).

Se debe cumplir una estricta higiene de manos antes y después del contacto con el paciente y de la retirada del EPI.

Partes de un EPI:

  • Mascarilla.

  • Gafas o pantalla.

  • Guantes.

  • Traje impermeable.

Colocación de la mascarilla:

En esta situación se recomienda utilizar las mascarillas FPP2 en el contacto con pacientes afectados.

Retirada de la mascarilla:

Es necesario no tocar la parte delantera y tener en cuenta que la superficie externa de la mascarilla puede estar contaminada. La extraeremos tirando de la parte trasera de las gomas de fijación y la eliminaremos en un container sanitario adecuado.


Colocación de los guantes:

Se recomienda el uso de guantes como mecanismo de barrera de protección con el fin de reducir la transferencia potencial de microorganismos entre los pacientes y el personal. Nunca pueden reemplazar las medidas higiénicas como el lavado de manos, que siempre necesitarán antes y después de quitarse los guantes.

Retirada de los guantes:


COLOCACIÓN Y RETIRADA DE LOS EPIS:

Secuencia de colocación del EPI1

  1. Guantes

  2. Bata

  3. Mascarilla

  4. Gafas

  5. Par de guantes superior

Secuenciación retirada:

  1. Bata + par de guantes superior

  2. Gafas3

  3. Mascarilla

  4. Guantes

Recuerda hacer una correcta limpieza de manos justo antes de ponerte el Equipo de Protección Individual y justo después de quitártelo.


(Las imágenes e información de este post han sido extraídas del curso impartido por cruz roja "Coronavirus: conocimientos básicos, medidas de prevención y EPI").


LIMPIEZA Y DESINFECCIÓN.

Se puede realizar la limpieza y desinfección con una dilución 1:50 de una lejía con concentración 40-50 gr/litro preparada recientemente. Estos virus se inactivan tras 5 minutos de contacto con desinfectantes normales como la lejía doméstica.


Pero, este alto nivel de concentración en lejía, además de impregnar el ambiente con su olor característico, puede afectar a mascotas del hogar e incluso al estado de salud de las personas, como por ejemplo afectando directamente a las cuerdas vocales desarrollando una disfonía o afonía.


Los productos que están utilizando para fumigar en las calles está afectando a las mascotas. Personalmente, mi perro (3 años de edad) está sufriendo una serie de arcadas y vómitos diarios después de cada paseo, llegando al punto de no querer salir a la calle (si, un perro que no quiere salir a dar un paseo por los olores a los que se expone con sus posteriores efectos).


Buscando, encontré la existencia de un producto, el dióxido de cloro estable, que resulta inocuo tanto para las personas como para los animales, además de poder aplicarse en todo tipo de superficies. Presenta un olor característico (como todo desinfectante) pero no resulta agresivo ni molesto, teniendo más efecto aún que la lejía.


Este producto lo podéis encontrar en la página de Chemican, una empresa Española de Cantabria. El enlace de su página web es el siguiente (http://www.chemican.es/#productos), donde podréis encontrar más información sobre este producto y cómo contactar con ellos si estuvieseis interesados en probar este producto. Os lo recomiendo al 100%.


20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo